Saltar al contenido

Ejercicio 11: Guerra De Secesión

La Guerra de Secesión o Guerra Civil estadounidense  fue un conflicto significativo en la historia de los Estados Unidos De América, que tuvo lugar entre los años 1861 y 1865.

Los dos bandos enfrentados fueron las fuerzas de los estados del Norte contra los recién formados Estados Confederados De America, integrados por once estados del Sur que proclamaron su independencia.

Abraham Linconl perdió una batalla senatorial en la que exigía un alto en la expansión de la esclavitud, pero en 1860 él y Douglas volvieron a enfrentarse: esta vez como los candidatos presidenciales Republicano y Demócrata. Para entonces la tensión entre el Norte y el Sur era extrema. En 1859, John Brown, había tratado de iniciar una rebelión de esclavos en Virginia atacando un depósito de municiones del ejército. Brown fue rápidamente capturado, juzgado y sentenciado a la horca. Tras su ejecución muchos habitantes del Norte lo aclamaron como mártir. Sin embargo, los blancos del Sur se convencieron de que el Norte no estaba dispuesto a mantener las libertades estatales dentro de la confederación de estados que constituían entonces los Estados Unidos de América.

Douglas amenazó a los Democratas Sureños a permanecer en la Unión, pero éstos por su parte nombraron su propio candidato presidencial, y amenazaron con separarse si los Republicanos resultaban victoriosos; había también otro candidato sureño que se oponía a Lincoln. La mayoría en los estados Sureños y fronterizos votaron contra Lincoln, pero el Norte lo apoyó y ganó las elecciones.

En el trasfondo, era una lucha entre dos tipos de economías totalmente distintas: una industrial(Norte) y otra agraria-esclavista (Sur).

Los sureños declararon que no peleaban sólo por la esclavitud. Después de todo, la mayoría de los soldados confederados eran demasiado pobres para poseer esclavos. El Sur estaba empeñado en una guerra de independencia que mantuviera las relaciones entre el Norte y el Sur. Los confederados generalmente tuvieron la ventaja de pelear en su propio territorio, y su moral era excelente. Tenían magníficos soldados, pero eran mucho menores en número que las fuerzas de la Unión del Norte. Al finalizar la guerra, algunos de los integrantes de dichas partidas fueron perseguidos como forajidos por los abusos cometidos durante la batalla.

Anuncios

Ejercicio 11: Guerras Indias

Las Guerras anticoloniales indígenas en Estados Unidos, llamadas “Guerras indias” en la historiografía de Estados Unidos, se refieren al conjunto de conflictos y guerras menores entre dicho país y los distintos pueblos indígenas del territorio estadounidense.
Estas guerras, que se extienden desde los tiempos coloniales hasta la Masacre de Wounded Knee y el establecimiento definitivo de la frontera de EE.UU.

En 1890, en general se resolvieron con la conquista de los pueblos nativos y su asimilación cultural obligada o su localización forzosa en reservas. Según una estimación de 1894 hecha por la Oficina del Censo de los Estados Unidos, se calcula que los más de 40 años en total de guerras transcurridas entre 1775 y 1890 supusieron la muerte de 45 000 indígenas cobrizos defensores de sus territorios ancestrales y 19 000 invasores blancos,esta estimación incluye mujeres y niños en ambos bandos, mayoritariamente entre los nativos, ya que era habitual la muerte de no combatientes en las masacres indígenas fronterizas que representaron un claro ejemplo histórico de limpieza étnica.

Ejercicio 11: Conquista del oeste americano y causas

Los conflictos entre los blancos y los amerindios se remonta desde la época de los primeros colonos hasta la masacre de Wounded Knee y la configuración definitiva de la frontera de Estados Unidos y generalmente concluían con la conquista de los pueblos amerindios, su asimilación cultural y su localización forzosa en reservas.

Con el estallido de la guerra civil (1861-1865), que enfrentaba al Norte y al Sur, los problemas de los estadounidenses con los pueblos indios aumentaron considerablemente. Las tropas regulares se centraron en el conflicto y las milicias locales, que tomaron el relevo, llevaron a cabo sangrientas acciones como la matanza de cheyennes y arapahos en Sand Creek, bajo las órdenes del coronel John Chivington.

El desarrollo ferroviario multiplicó la llegada de colonos. El tendido de ferrocarril propició además el exterminio del bisonte, animal crucial en la vida de los pueblos de las llanuras. En principio fueron cazados para la alimentación de los obreros del ferrocarril, más adelante los emplearon como una reserva asequible de carne y pieles, pero sobre todo, fueron eliminados por formar parte de la cultura india. En 1871 fueron abatidos unos cuatro millones de bisontes. Si a mediados del siglo XIX había unos 60 millones de estos rumiantes, en 1873 ni siquiera alcanzaban el millar.

La última gran rebelión de los indios ocurrió en 1876 cuando los mineros invadieron Black Hills tras el descubrimiento de oro en la zona. El Séptimo Regimiento de caballería, con unos 600 soldados, al mando del Coronel George Armstrong Custer, decidió atacar el campamento indio establecido junto al río Little Bighorn, en Montana. Su error fue desestimar por completo a las fuerzas del enemigo, unos 2.000 guerreros siux, cheyenne y arapaho. Fue duramente derrotado y muerto en combate. En apenas una hora y media que duró la contienda fallecieron 262 militares.

La derrota de Custer en Little Bighorn desató la cólera de los estadounidenses. Obligaron a las tribus a rendirse y confiscaron enormes cantidades de tierras.

La resistencia de los pueblos indios nunca fue de tamañas dimensiones como la que Toro Sentado lideró en Little Bighorn. El fin de su lucha terminó en 1886, cuando el jefe apache Gerónimo, al mando de una treintena de soldados, huía de miles de soldados estadounidenses. Su rendición dio por concluida la conquista del Oeste.